jueves, 7 de julio de 2011

¡Manda huevos!

El huevo es un alimento que está muy presente en nuestra gastronomía y que ha sido consumido desde tiempos inmemoriales. Es esencial en una dieta equilibrada; es rico en proteínas de fácil asimilación (tiene los 9 aminoácidos esenciales), hierro, fósforo, selenio, zinc, vitaminas A, B1, B2 y D, ácido fólico, biotina, colina, etc. Es bajo en calorías y la mayor parte de la grasa está en forma de ácidos grasos insaturados. Un huevo mediano tiene unos 2 g de lecitina, un ácido graso que favorece el metabolismo del colesterol (también presente en este alimento), además de tener otros efectos beneficiosos para el organismo. Vamos, que son todo beneficios.

Pero tampoco hay que pasarse con el consumo...

¡El desayuno de los campeones!

Cuando hacemos la compra solemos coger la bandeja de huevos que está más a mano, pero no todos son iguales: tal vez las gallinas que los han puesto están enjauladas sin poder moverse o tal vez viven en un corral, picoteando y moviéndose libremente. Desde enero de 2004, en la cáscara del huevo hay un código impreso con información acerca de esto y de más cosas.



  • El primer dígito nos informa de cómo viven las gallinas ponedoras (3, 2, 1 o 0). Más adelante veremos lo que significa cada uno.
  • La segunda parte del código (dos letras) es el código ISO del país miembro de la Unión Europea del que procede el huevo (ES para España, D para Alemania, etc).
  • La tercera parte del código informa del productor: Provincia, municipio e identificador de la explotación.

Cómo viven las gallinas ponedoras:

Código 3. Huevos producidos por gallinas criadas en granja. Están encerradas 24 horas al día sin espacio para moverse, en jaulas diseñadas para facilitar la recogida de los huevos. Se les corta el pico y se les controla la iluminación para maximizar la producción. Tienen acceso continuo a comida y agua y a una alimentación equilibrada. La mayoría de los huevos que hay en el supermercado son producidos así.


Gallinas enjauladas


Código 2. Huevos de gallinas criadas en el suelo dentro de naves, con cierto espacio para moverse y los equipamientos que necesitan, como ponederos, zona con agua y comida y dormideros. La densidad de gallinas suele ser bastante alta, y se les controla la luz para aumentar la productividad.


Gallinas criadas en suelo


Código 1. Huevos de gallinas camperas: Como las anteriores; además tienen libre acceso al exterior, donde picotean, escarban, se dan baños de arena...


Gallinas camperas, felices y comiendo lombrices.


Código 0. Huevos de producción ecológica: Las gallinas, además de tener acceso a corrales al aire libre, son alimentadas con piensos procedentes de la agricultura ecológica. La alimentación y los tratamientos que reciben están regulados de manera bastante estricta.


Gallinas ecológicas. Comen mejor que muchas personas.


En principio no hay diferencias entre los valores nutricionales de los huevos producidos de una manera u otra, pero… bueno, los que hemos vivido en un pueblo conocemos bien la diferencia de sabor entre un huevo puesto por una gallina criada en el huerto de casa y el de una gallina anónima de granja.



Fuentes de las fotos:

5 comentarios:

  1. ¡¡Buen trabajo cazurrín!! prometo fijarme la próxima vez ¡¡manda huevos!! como lian al pobre bichín...

    Un abrazo utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
  2. Te enlazo en el feisbuq, que te ha quedao muy currao.

    ¡Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Gracias gente!
    Me alegra que os haya gustado.

    :-)

    ResponderEliminar